Portuguese PT Spanish ES

Días

Horas

Minutos

Segundos

Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco.

Salmos 92:10

Este congreso nació por un deseo profundo de la presencia de Dios. Mujeres como María escogieron la buena parte y esa jamás será quitada. Mujeres como Jael en tiempo de guerra permanecen en casa y aniquilan su enemigo siendo hija, esposa y mamá. Aquellas que usan armas simples pero puntuales para romper estructuras de pensamientos.

Estamos viendo en todo el mundo una santa convocación que invita mujeres de toda tribu, nación y lengua para se agrupen en las filas de este ejército, con el fin de despertar y curar.

Es del corazón de Dios convocarnos en este tiempo. Mujeres sanas que serán portales de cura y restauración.

El propósito de este congreso es hacer un lugar de nuevos comienzos, reposicionamientos y descanso de Dios para ti mujer.

¡Aprieta el cinturón. ¡Ajusta las agujetas y toma tu espada!, ¡El tiempo es ahora! ¡La guerra empezó!